18 Octubre, 2020

6 consejos para estudiar en casa.

Estudiar en tiempos del Covid-19.

Ten en cuenta estos seis consejos que tenemos para ti:

  1. Lee y toma notas con el fin de generar tu propia comprensión de un tema (Penn, 2020). En muchas ocasiones, como estudiantes, se nos olvida que la explicación, esquematización, palabras claves y anotaciones que nos brindan los profesores, ¡es de ellos! Por eso, a la hora de repasar no les entendemos. Si esa información no se adecua según nuestra perspectiva no sirve de mucho. En internet puedes encontrar varios ejemplos de cómo tomar apuntes o aprender a realizar diferentes tipos de esquemas (mapas conceptuales, mentales, cuadro sinóptico, diagramas de árbol, etc.) Esto es importante para formarse una intencionalidad, es válido preguntarse ¿por qué debo de aprender esto?, ¿por qué en ese orden?, entre otras. De esta manera seremos capaces de relacionar diferentes conceptos e inferir nueva información.
  2. Repasa tus sesiones de estudio en espacios cortos de tiempo (Penn, 2020). A veces, uno puede pensar que no es necesario repasar lo visto en la clase o que un tiempo prolongado de estudio antes del examen es suficiente. En ambos casos estaríamos cometiendo un error. De acuerdo con Penn, es mejor tener espacios cortos, estos pueden oscilar entre los 20 a 25 minutos con respecto a las sesiones de estudio. Te puedes dar cuenta que es más fácil hacerte a la idea de estudiar en espacios cortos, ya que los espacios largos uno se puede aburrir o distraer con mayor facilidad.
  3. Asocia lo estudiado con algo práctico u otros temas de relevancia en tu vida. En muchas ocasiones nos olvidamos de las cosas porque no las asociamos a nuestra realidad o a algunas cosas que tienen importancia en nuestra vida (series, películas, caricaturas, novelas, etc.) Un ejemplo sencillo, sería los viajes en el tiempo, hay teorías que permiten explicar cómo sería posible un viaje en el tiempo y/o las consecuencias de viajar en el tiempo. Una asociación, sería entender las teorías que sirven de sustento o averiguar si hay una teoría que sustente los viajes en el tiempo de Avengers: Endgame.
  4. Socializa lo que vas aprendiendo y aplícalo a diferentes circunstancias. Según Nonaka y Takeuchi (1995, citado en Meñaca, Cazallo y Medina, 2017), el conocimiento también se origina cuando se platica con otras personas y se aplica en la solución de diferentes situaciones. Por lo mismo, una forma de socializar el conocimiento es con tus propios compañeros de clase y por medio de las redes sociales. También se puede hacer este ejercicio con tus docentes y, tal vez, otra forma es con tus familiares, amistades y conocidos que no tienen una relación directa con lo que estudias. Cuando uno es capaz de explicarle a la otra persona un tema de forma sencilla y entendible, eso significa que uno ha adquirido dicho conocimiento.
  5. Redacta tus propios textos. Un mal hábito que surge con las TIC es, justamente, copiar y pegar, independientemente del problema del plagio y los derechos de autor. Cuando uno es capaz de enfrentar a la hoja en blanco y plasmar nuestras propias ideas, uno se obliga a ordenar y darle coherencia para que la otra persona pueda entender adecuadamente lo que se quiere transmitir. La gente que piensa bien, escribe bien (Ogilvy, 1982 citado en León, 2020).
  6. Realiza procesos de autoevaluación (Penn, 2020). Un error muy común es pensar que uno sabe o domina un tema, una forma práctica de evitarlo es haciendo procesos de autoevaluación (por ejemplo el ejercicios de las 3Q [qué sé, qué dice el texto, qué aprendí]) u otros similares. En el fondo, lo significativo es recordar que “no es lo que crees que sabes lo que importa, es lo que puedes demostrar que sabes.” (Penn, 2020).

Compartir